domingo, 8 de abril de 2018

Apareció un "Lobizón" en la localidad de Esquina y causó terror entre los vecinos

Folklore

Como señalamos en una anterior oportunidad la siguiente información es registrada por su interés para el estudio de la mitología de la cultura criolla del Litoral Argentino que constituye el marco al que remitimos en nuestros trabajos sobre la observación de criaturas humanoides asociadas o no al fenómeno OVNI - Andrés Salvador

Apareció un "Lobizón" en la localidad de Esquina y causó terror entre los vecinos
El "Lobizón" deambula por las calles de Esquina buscando su presa. (Foto: NOVA)
La tranquilidad de la localidad correntina de Esquina se vio alterada este jueves a la noche cuando en las penumbras apareció el “Lobizón”. “Vi a ese perro gigante cerca de la Ruta 12, a metros la bailanta y de la empresa Landy Car”, denunció aterrada una vecina jubilada de Esquina a NOVA
Según la superstición, se trata del séptimo hijo varón der una familia con algún maleficio y  que en noches de luna llena se transforma en un perro con forma humanoide. Este animal gigantesco deambula por las calles comiendo alimañas hasta el amanecer y  es conocido como el “Lobizón”. En Corrientes se lo identifica como el “yagua-bicho”.

Durante su trasformación  se le atribuye la pérdida de conciencia por lo que ataca a animales y a personas sin distinción. Una vez que el sol sale, el “Lobizón” vuelve a su estado original como si nada hubiera pasado.
Por el estupor que causó entre los vecinos, se acrecentaron los rumores de querer exterminar a este espécimen. Algunos dicen que para matar al Lobizón hay que aplicar un puñal de arma blanca en su corazón; otros sostienen que es necesaria una bala de plata para tal fin, mientras que algunas versiones indican que el proyectil sólo debe estar bautizado.
Veremos qué decisión toman los habitantes de Esquina para poder conciliar el sueño de manera tranquila.
Cadena Radial NOVA - Mario Casalongue descubrió al lobizón en Esquina

Nota El texto original puede verse en:


La imagen que acompaña este artículo es empleada en notas que informan sobre hechos similares pero que habrían ocurrido en otros lugares y en consecuencia debe ser considerada con reservas, por ejemplo:

El Tribuno de Tucumán del 6 de abril de 2018 con el título: Extraña criatura mató a dos perros y atemoriza a los pobladores de Totoras (Santa Fe) afirma que "Una criatura con rasgos monstruosos atemoriza a los habitantes de Totoras. Un vecino relató que la bestia peleó y asesinó a dos perros (un pitbull y un ovejero alemán)".

La Gazeta do Cariri  editada en el estado brasileño de Ceará, del 04/2018 bajo el título: Suposta aparição de Lobisomem em Exu-PE deixa população assustada. Surge de la misma que la difusión inicial de la imagen se habría producido por vía de Whatsapp.

Addenda 

09/04/2018 La publicación de esta nota en nuestro Facebook dio lugar a un interesante conjunto de aportes entre los que destaco los de Ariel Maderna, Luis Jorge Salinas, Dendro Irime Cydar y Cristian Vera Duarte.

Dendro Irime Cydar observó que la imagen tiene correspondencia con una imagen de un personaje que aparece en el libro Harry Potter y el prisionero de Azkaban de J. K. Rowling (1999), llamado Remus Lupin titulada Lupin unbound [=Lupin desatado] en la que este se presenta en su forma de hombre lobo, en el Bosque Prohibido [https://www.pottermore.com/image/lupin-unbound]:


 La imagen habría sido girada:


 e insertada sobre el fondo que se ha difundido:

Gentileza Ariel Maderna

Como señala Dendro Irime Cydar la imagen podría haber sido modificada (Photoshop). Por su parte Cristian Vera Duarte compartió  la siguiente imagen que permite apreciar mejor el montaje:

domingo, 1 de abril de 2018

Quieres descubrir vida verdaderamente alienígena? Empaca un secuenciador de genoma

Texto original: Paul Voosen, Want to discover truly alien life? Pack a genome sequencer, sciencemag.org, Mar. 23, 2018  - Trad. cast. de Andrés Salvador
Los sucesores de la nave espacial Cassini que ha partido, visualizados arriba, algún día podrían llevar secuenciadores de ADN a través de las columnas de Encelado. NASA/JPL-CALTECH

Quieres descubrir vida verdaderamente alienígena? Empaca un secuenciador de genoma


THE WOODLANDS, TEXAS—Y si los extraterrestres no son como nosotros? Por un largo tiempo, ese ha sido un problema confuso en la búsqueda de vida más allá de la Tierra: si la vida alienígena no se parece en nada a nuestro planeta, si abjura del ADN y el ARN por bloques de construcción completamente extraños, cómo podrían los exploradores robóticos siquiera saber que la han descubierto?

Con los científicos observando las aguas potencialmente habitables de la luna de Júpiter, Europa, y la luna de Saturno, Encelado, esta pregunta se ha vuelto más apremiante. Está bien pensar que cualquier vida en Marte podría haber compartido ancestros con la Tierra—los planetas están cerca y han compartido una gran cantidad de molienda [=grist] durante billones de años—pero, la vida basada en el ADN en Saturno? Eso sería un tramo.

Aún así, la búsqueda de vida no terrenal podría lograrse con una herramienta familiar en cualquier laboratorio de biología, sugirieron científicos aquí ayer en la Lunar and Planetary Science Conference y en un  paper en prensa en Astrobiology. Si quieres tener la búsqueda más amplia posible de vida, tanto terrena como no terrena, dicen, empacan un secuenciador de genoma. "Podría tener una bioquímica completamente diferente," dice Sarah Stewart Johnson, una astrobióloga de la Georgetown University en Washington, D.C., que dirigió el trabajo. "Pero todavía se podría ver una señal."

La técnica propuesta funcionaría porque los ácidos nucleicos como el ADN son promiscuos. Tome un hilo de 30 a 80 nucleótidos de largo y naturalmente formará estructuras secundarias y terciarias que se unirán con una gran cantidad de materiales y formas: biológicos como péptidos y proteínas, seguro, pero también a moléculas orgánicas, minerales e incluso metales.

El equipo de Johnson tomó prestada una técnica de biología del cáncer, llamada systematic evolution of ligands by exponential enrichment [=evolución sistemática de ligandos por enriquecimiento exponencial] (SELEX), que crea una enorme biblioteca de cadenas cortas de nucleótidos aleatorios , llamadas aptámeros, y luego las incuba con un objetivo de elección, tal célula específica de cáncer de mama. SELEX tipicamente se repite varias veces, y los científicos filtran los aptámeros que no son específicos de su objetivo.

"La idea aquí sería darle la vuelta," dice Johnson. Su sensor expondría muestras a todos esos aptámeros aleatorios, obteniendo información de cada golpe. "Analiza todo el patrón de unión, cualquier cosa que se una," dice. Estos patrones podrían luego amplificarse y secuenciarse, revelando un patrón de complejidad química que Johnson llama una huella dactilar.

Tal huella digital no sería tan clara como capturar ADN en un secuenciador. Pero si una muestra se expone a dicha biblioteca de aptámeros, una molécula compleja se va a unir con muchas más secuencias que una simple. Y la complejidad, especialmente si se captura en una muestra muy pequeña, es probablemente un sello distintivo de la vida. "Puede que no sea tan definitivo como su secuenciador de ADN, pero podría ser, si no una biofirma, una bioimagen realmente fuerte," dice Johnson.

Este no es el único enfoque para la detección de vida agnóstica [=agnostic life detection], como se llama el campo naciente, la mayoría de los cuales requieren la negociación definitiva para la inclusión. Johnson ha trabajado con otros científicos que han demostrado cómo un espectrómetro de masas, una herramienta común en las misiones robóticas de la NASA en este momento, podría combinarse con algoritmos diseñados para evaluar la complejidad de una molécula, no solo su peso. Otras técnicas podrían medir los signos de movilidad o uso de energía para marcar la vida no terrenal, agrega Johnson, aunque no están tan preparados tecnológicamente.

En los últimos años, los secuenciadores del genoma se han reducido drásticamente en tamaño; El MinION de Oxford Nanopore, por ejemplo, pesa solo 85 gramos y cabe en tu mano. Aunque actualmente ninguna misión de la NASA tiene planes de llevar un secuenciador al espacio, la agencia está apoyando varios esfuerzos para que la tecnología esté lista para la exploración.

La propuesta de Johnson parece innovadora y podría complementar otros esfuerzos de detección de vida, dice Christopher Carr, un astrobiólogo del Massachusetts Institute of Technology en Cambridge que no está involucrado en el trabajo. Carr lidera uno de los esfuerzos de secuenciación de la NASA, y la técnica de Johnson podría aumentar la utilidad de dicha herramienta. "Tendrá una alta probabilidad de producir datos para cualquier muestra dada, ya sea que contenga vida o no," dice. Pero el enfoque también conlleva el riesgo de proporcionar datos confusos, especialmente de materiales desconocidos. Una preparación cuidadosa e instrumentos que brinden contexto para la muestra podrían ayudar a superar tales obstáculos, agrega.

Johnson, por su parte, está ansioso por seguir adelante con la búsqueda de vida. Ella quiere secuenciadores en todas partes, no solo en los planetas exteriores, sino también para muestras del subsuelo de Marte o de la luna de Saturno Titán, sumergida en metano congelado. "Quiero ir a Titán, donde todo es loco y diferente," dice ella. "Solo quiero irme. Quiero ir a todos lados."

doi:10.1126/science.aat6719

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente Paul Voosen, Want to discover truly alien life? Pack a genome sequencer, sciencemag.org, Mar. 23, 2018  - Trad. cast. de Andrés Salvador

domingo, 25 de marzo de 2018

El James Webb Space Telescope buscará agua en nubes moleculares

Texto original: Laurel Kornfeld, James Webb Space Telescope will search for water in molecular clouds, thespacereporter.com, Mar 14, 2018 - Trad. cast. de Andrés Salvador
El James Webb Space Telescope buscará agua en nubes moleculares

Los científicos buscan comprender la formación y la evolución del agua y los bloques de construcción de la vida en las nubes que forman estrellas.

Por Laurel Kornfeld 

Cuando el James Webb Space Telescope (JWST) de la NASA  se lance el próximo año, un equipo de astrónomos lo usará para observar nubes moleculares, nubes interestelares de gas, polvo y moléculas a partir de las cuales se forman estrellas, por el hidrógeno y el oxígeno necesarios para producir agua.

La mayor parte del agua del universo se encuentra en nubes moleculares, que son extremadamente frías. El polvo dentro de las nubes asiste a las reacciones químicas dentro de ellas y protege las nubes de la luz ultravioleta.

Las nubes moleculares individuales pueden albergar una variedad de moléculas, desde hidrógeno molecular simple hasta compuestos orgánicos complejos.

Las moléculas se adhieren a los granos de polvo y, con el tiempo, se acumulan como hielos. En las superficies de los granos de polvo, ocurren varias reacciones químicas. El hidrógeno se combina con el oxígeno para crear agua; el carbono se combina con el hidrógeno para crear metano y el nitrógeno se combina con el hidrógeno para crear amoníaco.

Cuando las nubes moleculares colapsan para formar estrellas y sistemas planetarios, los cristales de hielo que contienen estos compuestos, que forman los bloques de construcción de la vida, son entregados a los planetas recién formados.

"Si podemos entender la complejidad química de estos hielos en la nube molecular y cómo evolucionan durante la formación de una estrella y sus planetas, entonces podemos evaluar si los bloques de construcción de la vida deberían existir en cada sistema estelar," explicó Melissa. McClure de la Universiteit van Amsterdam en los Países Bajos, que es la investigadora principal del proyecto de búsqueda de agua.

Usando los espectrógrafos de alta resolución del JWST, los investigadores observarán una región  de formación estelar próxima conocida como el Chamaeleon Complex, ubicado aproximadamente a 500 años luz de la Tierra, en el cielo del hemisferio sur. Esta región contiene varios cientos de proto estrellas que no tienen más de un millón de años.

Los instrumentos infrarrojos altamente sensibles del JWST   serán capaces de observar estrellas débiles de fondo detrás de las nubes moleculares. Los investigadores planean mapear el contenido de los hielos dentro de la extensión de la nube y dentro de estrellas individuales en un esfuerzo por descubrir dónde se forma cada uno de los hielos.

También estudiarán los discos protoplanetarios, que son discos de gas y polvo que rodean a las protoestrellas, de los que se forman los planetas en órbita, para identificar los tipos y niveles de hielos dentro de un radio de aproximadamente cinco billones de millas de las protoestrellas.

"Los cometas han sido descritos como bolas de nieve sucias. Al menos parte del agua en los océanos de la Tierra probablemente fue liberada por los impactos de los cometas al principio de la historia de nuestro sistema solar. Observaremos los lugares donde los cometas se forman alrededor de otras estrellas," dijo Klaus Pontoppidan, miembro del equipo del Space Telescope Science Institute (STScI).

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente Laurel Kornfeld, James Webb Space Telescope will search for water in molecular clouds, thespacereporter.com, Mar 14, 2018 - Trad. cast. de Andrés Salvador

domingo, 18 de marzo de 2018

Podrían existir bíosferas poco profundas debajo de los techos helados de las lunas oceánicas

Texto original: Charles Q. Choi, Could shallow bioespheres exist beneath the icy ceilings of ocean moons, astrobio.net, Mar 8, 2018 - Trad. cast. de Andrés Salvador
Podrían existir bíosferas poco profundas debajo de los techos helados de las lunas oceánicas

Especies como los gusanos tubo vestimentiferanos, Riftia pachyptila, como los encontrados cerca de las islas Galápagos, representan los tipos de vida que pueden persistir cerca de los respiraderos hidrotermales de aguas profundas. Crédito: NOAA Okeanos Explorer Program, Galapagos Rift Expedition 2011.

La vida extraterrestre podría existir potencialmente en la parte inferior de las capas heladas de la luna de Júpiter Europa y otros mundos congelados gracias a la intersección de la energía química que se eleva desde los respiraderos hidrotermales en el fondo del océano y los oxidantes que se difunden desde la superficie.

Los océanos globales existen ocultos bajo las costras heladas de cuerpos como las lunas de Júpiter Europa, Ganimedes y Calisto, y las lunas de Saturno Encelado y Titán. A diferencia de los océanos de la Tierra, que son calentados desde arriba por el Sol, estos vastos cuerpos de agua probablemente sean calentados desde abajo por los respiraderos hidrotermales en el lecho marino.

Una fuente potencial de los componentes básicos de la vida en estos océanos ocultos podría ser las reacciones químicas entre el agua de mar y el fondo marino o los respiraderos hidrotermales. El calor de los respiraderos hidrotermales revolvería estas aguas, mezclando microbios y nutrientes hacia arriba.

Al mismo tiempo, los electrones de alta energía que bombardean las superficies heladas de estos mundos congelados desde sus gigantes planetas cercanos generarían químicos conocidos como oxidantes, que podrían ayudar a los organismos a utilizar moléculas de combustible, así como el oxígeno ayuda a la vida en la Tierra a quemar nutrientes para obtener energía. El batido de las costras heladas podría liberar estos oxidantes en los océanos ocultos.

El astrobiólogo Michael Russell en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California, y sus colegas sugieren que donde una costra helada y un océano oculto se encuentran en un mundo congelado como Europa, estas dos fuentes de los componentes básicos de la vida podrían unirse y potencialmente apoyar la evolución de la vida. En la parte inferior de la costra helada de Europa, sugieren que se puede formar una biosfera – una red de ecosistemas – poco profunda.

"Todos los ingredientes y la energía gratuita requerida para la vida están enfocados en un solo lugar," dice Russell.

Los científicos detallaron su investigación en un paper publicado en la revista Astrobiology.

La superficie de Europa es una capa de hielo que cubre un océano global y muestra características increíbles. Largas grietas y crestas lineales se entrecruzan en la superficie, rotas por regiones de terreno alterado donde la corteza del hielo superficial se ha resquebrajado y vuelto a congelar en nuevos patrones. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Los científicos observaron que las capas donde se juntan el hielo y el agua pueden soportar una amplia variedad de vida en la Tierra. Las comunidades densas de múltiples especies de algas, bacterias, protistas e incluso invertebrados multicelulares se forman anualmente bajo el hielo marino cerca de la Antártida cuando la abundante luz solar alimenta la fotosíntesis de las algas. Además, la escorrentía de las aguas sulfurosas del [manatial] Gypsum Springs en la isla Axel Heiberg en el Alto Ártico canadiense es hogar de serpentinas de bacterias bajo la capa de nieve y hielo.

Los investigadores sugieren que sus hallazgos podrían ayudar a enfocar la búsqueda de vida en Europa mediante el uso de robots para explorar la parte inferior de las costras heladas. Agregan que, en Europa, los microbios podrían alcanzar densidades comparables a las esteras microbianas en la Tierra.

"Si fuéramos a encontrar vida en Europa, eso respaldaría fuertemente la teoría de la ventilación alcalina submarina," que sugiere que la vida en la Tierra se originó cerca de conductos hidrotermales alcalinos subacuáticos, dice Russell.

La investigación de Russell fue apoyada por el Astrobiology Institute de la NASA.

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente Charles Q. Choi, Could shallow bioespheres exist beneath the icy ceilings of ocean moons, astrobio.net, Mar 8, 2018 - Trad. cast. de Andrés Salvador

domingo, 11 de marzo de 2018

La vida podría existir en otros universos con diferentes leyes físicas

Texto original: Daniel Starkey, Life Could Exist in Other Universes with Different Physical Laws, geek.com, 02.02.2018 - Trad. cast. de Andrés Salvador
La vida podría existir en otros universos con diferentes leyes físicas


MIT/Carnegie Institution for Science

Alguna vez se preguntó cómo sería la vida si viviéramos en un universo radicalmente diferente? Y no, no me refiero a "imaginar vida alienígena," quiero decir, "tratar de pensar en una forma de vida que existiría si los átomos no pudieran mantenerse unidos." Es una pregunta extraña y que deforma la noción misma de lo que incluso llamamos vida, pero eso es exactamente lo que hizo un equipo de científicos en la University of Michigan.

En un experimento mental, intentaron determinar cómo sería el universo si removieras una fuerza fundamental  — en este caso la fuerza débil  — para ver si la vida sería posible. Resulta, al menos de acuerdo a sus matemáticas, que algo parecido a la vida podría sobrevivir en esas condiciones. Y eso admitamoslo es bastante extraño pensarlo.

Si no estás familiarizado, hay cuatro fuerzas fundamentales en el universo. Estos son los fundamentos de casi todo con lo que interactúas e incluyen la gravedad, el electromagnetismo y luego las fuerzas nucleares fuertes y débiles. La gravedad, en resumen, mantiene grandes cosas juntas, el electromagnetismo mantiene a los pequeños juntos, la fuerza fuerte mantiene unidos a los más pequeños, y la fuerza débil rompe algo algunas cosas aparte de tiempo en tiempo [=kinda rips some things apart from time to time].

Si combina estas ideas con la forma en que generalmente funciona el universo  — como la interacción entre la materia y la antimateria, o la masa de partículas específicas  — puede comenzar a formar modelos sobre otros universos posibles. Estas reglas, las constantes universales, las partículas que lo guían todo y las formas en que interactúan todas estas facetas de la realidad son como las reglas fundamentales de la existencia. Y, pensarías, jugar con uno de ellos rompería todo. Pero no es así. Al menos no todo el tiempo.

"Aunque son algo diferentes del nuestro, tales universos siguen siendo potencialmente habitables," concluye el abstract del artículo. "La evolución estelar se produce principalmente a través de interacciones fuertes, con deuterio quemandose primero en helio, y luego el helio fusionandose en carbono. Las estrellas de baja masa de combustión de deuterio pueden durar mucho tiempo, y las estrellas de mayor masa pueden sintetizar los elementos más pesados necesarios para la vida."

Es extraño comprender cómo funcionaría el universo si se expulsara un solo pilar. No podrías, por ejemplo, hacer esto con las otras tres fuerzas. Al menos, no que sepamos. El electromagnetismo mantiene juntos objetos del tamaño de un ser humano, se necesitaría gravedad para formar estrellas, y la fuerza fuerte mantiene en su lugar a los mismos protones y neutrones. Entonces, qué pasa con la fuerza débil que lo hace reemplazable, en cierto sentido? Y por qué importa algo de esto?

"Ver estas preguntas puede decirnos algo sobre nuestro propio universo," le dijo el autor del estudio Alex Howe a Gizmodo. El hecho de que las estrellas aún sean estables y se formen, indica algo potencialmente más fundamental sobre ellas. Además, vale la pena saber cuán esenciales son en realidad las reglas básicas que gobiernan nuestra realidad.

Aún así, no hay indicios de que un universo como este realmente exista. Nadie ha descubierto ninguna evidencia sustancial de un multiverso que podamos percibir o estudiar, por lo que, por el momento, está fuera del ámbito de la ciencia clásica. Sin embargo, es un útil experimento de mental, y es genial ver modelos de computadora respaldando esto al menos un poco.

Supongo que todavía estoy atrapado en la idea de que sería extraño si otros universos tuvieran algo así como nuestra física. Tal vez sea solo yo, o mi relativa falta de conocimiento de física avanzada, pero es difícil concebir un universo separado que funcione incluso un poco como el nuestro. La idea de que la luz o cualquier cosa existiría en una forma que pudiéramos reconocer es extraña para mí.

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente Daniel Starkey, Life Could Exist in Other Universes with Different Physical Laws, geek.com, 02.02.2018 - Trad. cast. de Andrés Salvador

domingo, 4 de marzo de 2018

La vida en el desierto más seco del mundo se ve como un signo de vida potencial en Marte

Texto original: Washington State University, Life in world's driest desert seen as sign of potential life on Mars, sciencedaily.com, February 26, 2018 - Trad. cast. de Andrés Salvador
La vida en el desierto más seco del mundo se ve como un signo de vida potencial en Marte
Los microorganismos se recuperaron después de décadas sin agua

Fecha: Febrero 26, 2018

Fuente: Washington State University

Resumen: Por primera vez, los investigadores han visto la vida recuperarse en el desierto más seco del mundo, demostrando que también podría estar al acecho en el suelo de Marte.

El núcleo hiperárido del Desierto de Atacama. Crédito: Dirk Schulze-Makuch

Por primera vez, los investigadores han visto la vida recuperarse en el desierto más seco del mundo, demostrando que también podría estar al acecho en el suelo de Marte.

Dirigido por el científico planetario de la Washington State University, Dirk Schulze-Makuch, un equipo internacional estudió el rincón más seco del Desierto de Atacama en Sudamérica, donde pasan décadas sin lluvia.

Los científicos llevan tiempo preguntándose si los microbios en el suelo de este entorno hiperárico, el lugar más similar en la Tierra a la superficie Marciana, son residentes permanentes o simplemente vestigios moribundos de vida, arrastrados por el clima.

En un nuevo estudio publicado en las Proceedings of the National Academy of Sciences, Schulze-Makuch y sus colaboradores revelan que incluso el  hiperárido Desierto de Atacama puede proporcionar un ambiente habitable para los microorganismos.

Los investigadores descubrieron que las bacterias especializadas son capaces de vivir en el suelo, permanecer latentes durante décadas, sin agua y luego reactivarse y reproducirse cuando llueve.

"Siempre me ha fascinado ir a lugares donde la gente no cree que algo pueda sobrevivir y descubrir que la vida de alguna manera ha encontrado la manera de hacerlo funcionar," dijo Schulze-Makuch. "Dejando de lado las referencias de Jurassic Park, nuestra investigación nos dice que si la vida puede persistir en el ambiente más seco de la Tierra, hay buenas posibilidades de que pueda estar suspendida en Marte de una manera similar".

El límite seco de la vida

Cuando Schulze-Makuch y sus colaboradores fueron a Atacama por primera vez en 2015 para estudiar cómo los organismos sobreviven en el suelo del ambiente más seco de la Tierra, sucedió la más loca de las cosas.

Llovió.

Después de la extremadamente rara lluvia, los investigadores detectaron una explosión de actividad biológica en el suelo de Atacama.

Utilizaron cucharas esterilizadas y otros instrumentos delicados para recoger muestras de suelo de distintas profundidades y luego realizaron análisis genómicos para identificar las diferentes comunidades microbianas que se estaban reproduciendo en las muestras. Los investigadores encontraron varias especies autóctonas de vida microbiana que se habían adaptado para vivir en el entorno hostil.

Los investigadores regresaron a Atacama en 2016 y 2017 para dar seguimiento a su muestreo inicial y descubrieron que las mismas comunidades microbianas en el suelo volvían gradualmente a un estado latente a medida que la humedad desaparecía.

"En el pasado, los investigadores encontraron organismos moribundos cerca de la superficie y restos de ADN, pero esta es realmente la primera vez que alguien ha podido identificar una forma de vida persistente que vive en el suelo del Desierto de Atacama," dijo Schulze-Makuch. "Creemos que estas comunidades microbianas pueden permanecer latentes durante cientos o incluso miles de años en condiciones muy similares a las que se encontrarían en un planeta como Marte y luego volverían a la vida cuando llueva."

Implicaciones para la vida en Marte

Si bien la vida en las regiones más secas de la Tierra es dura, la superficie marciana es un ambiente aún más duro.

Es similar a una versión seca y mucho más fría del Desierto de Atacama. Sin embargo no siempre fue así.

Hace billones de años, Marte tenía pequeños océanos y lagos donde tempranas formas de vida pudieron haber prosperado. A medida que el planeta se secaba y se enfriaba, estos organismos podrían haber desarrollado muchas de las adaptaciones que las formas de vida en el suelo de Atacama usan para sobrevivir en la Tierra, dijo Schulze-Makuch.

"Sabemos que hay agua congelada en el suelo marciano y la investigación reciente sugiere fuertemente nevadas nocturnas y otros eventos de aumento de la humedad cerca de la superficie," dijo. "Si la vida alguna vez evolucionó en Marte, nuestra investigación sugiere que podría encontrarse [=it could have found] un nicho debajo de la subsuperficie severamente hiperárida de hoy."

Próximos pasos

En Marzo 15, Schulze-Makuch regresa a Atacama durante dos semanas para investigar cómo los habitantes nativos de Atacama se han adaptado para sobrevivir. Dijo que a su equipo de investigación también le gustaría buscar formas de vida en el estanque Don Juan en la Antártida, un lago muy poco profundo que es tan salado que permanece líquido incluso a temperaturas tan bajas como -58 grados Fahrenheit.

"Solo quedan unos pocos lugares en la Tierra para ir en busca de nuevas formas de vida que sobrevivan en el tipo de entornos que encontrarías en Marte," dijo Schulze-Makuch. "Nuestro objetivo es entender cómo son capaces de hacerlo así sabremos qué buscar en la superficie marciana."

Fuente de la historia:

Materiales proporcionados por la Washington State University. Original escrito por Will Ferguson, College of Arts and Sciences. Nota: El contenido puede editarse por estilo y duración.

Referencia de la revista:

Dirk Schulze-Makuch, Dirk Wagner, Samuel P. Kounaves, Kai Mangelsdorf, Kevin G. Devine, Jean-Pierre de Vera, Philippe Schmitt-Kopplin, Hans-Peter Grossart, Victor Parro, Martin Kaupenjohann, Albert Galy, Beate Schneider, Alessandro Airo, Jan Frösler, Alfonso F. Davila, Felix L. Arens, Luis Cáceres, Francisco Solís Cornejo, Daniel Carrizo, Lewis Dartnell, Jocelyne DiRuggiero, Markus Flury, Lars Ganzert, Mark O. Gessner, Peter Grathwohl, Lisa Guan, Jacob Heinz, Matthias Hess, Frank Keppler, Deborah Maus, Christopher P. McKay, Rainer U. Meckenstock, Wren Montgomery, Elizabeth A. Oberlin, Alexander J. Probst, Johan S. Sáenz, Tobias Sattler, Janosch Schirmack, Mark A. Sephton, Michael Schloter, Jenny Uhl, Bernardita Valenzuela, Gisle Vestergaard, Lars Wörmer, Pedro Zamorano. Transitory microbial habitat in the hyperarid Atacama DesertProceedings of the National Academy of Sciences, 2018; 201714341 DOI: 10.1073/pnas.1714341115

Cite esta página: MLA  APA  Chicago

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente Washington State University, Life in world's driest desert seen as sign of potential life on Mars, sciencedaily.com, February 26, 2018 - Trad. cast. de Andrés Salvador

domingo, 25 de febrero de 2018

Está lista la humanidad para el descubrimiento de vida extraterrestre?

Texto original: Yasemin Saplakoglu, Is Humanity Ready for the Discovery of Alien Life?, scientificamerican.com, February 16, 2018 - Trad. cast. de Andrés Salvador

Está lista la humanidad para el descubrimiento de vida extraterrestre?
La mayoría de los Estadounidenses probablemente estarían encantados de saber que existen extraterrestres (inteligentes o no). Otras nacionalidades pueden diferir


Credit: fotocelia Getty Images

Cuando 'Oumuamua, un misterioso objeto interestelar, barrió nuestro sistema solar en Octubre pasado, provocó noticias sin aliento todas ellas haciendo la obvia pregunta—es una nave espacial? No había indicios de que así fuera—aunque muchas personas parecían esperar lo contrario.

A lo largo de la historia, los más extraños nuevos fenómenos cósmicos  nos han hecho preguntarnos: Podría ser este el momento en que nos enfrentamos por primera vez a la vida extraterrestre? La expectativa no es necesariamente extravagante—muchos científicos pueden y hacen argumentos elaborados, basados en la evidencia de que eventualmente descubriremos la vida más allá de los límites de nuestro planeta. Para los verdaderos creyentes, lo que puede ser más incierto es si tales noticias causarían pánico global—lo cual depende de cómo nuestras mentes, tan influenciadas por nuestro entorno y sociedad Terrestre, percibirían la amenaza potencial de algo completamente fuera de nuestro contexto familiar.

"Hay un sentimiento entre el público—una gran fracción del público—de que el descubrimiento de vida inteligente al menos sería mantenido en secreto por el gobierno porque de lo contrario todo el mundo se volvería loco," dice Seth Shostak, astrónomo del SETI Institute quien no estuvo involucrado con el estudio. Tal vez tenga sentido para nuestros cerebros—sintonizados por millones de años de evolución para desconfiar de los depredadores—enloquecer sobre seres extraterrestress inmensamente poderosos que llegan a nuestra puerta cósmica desde partes desconocidas.
Pero vamos a suponer que la situación es que aún no se ha completado la "invasión alienígena" y las naves malevolentes no navegan hacia la Tierra, sino que hemos leído noticias de un descubrimiento definitivo de vida extraterrestre. ¿Cómo podríamos reaccionar entonces? Los psicólogos de la Arizona State University (A.S.U.) utilizaron un software de análisis del lenguaje para evaluar los sentimientos asociados con 15 artículos de noticias sobre descubrimientos pasados ​​que podrían haberse atribuido a reportes de vida extraterrestres que cubrían items como planetas terrestres recién descubiertos, misteriosos fenómenos astrofísicos y posible vida encontrada en Marte. Los artículos utilizaron palabras más positivas y orientadas a la recompensa que negativas y orientadas al riesgo, reportan en un estudio publicado en Enero en Frontiers in Psychology. Aunque no aparece en el paper, el equipo más tarde encontró similares artículos sesgados positivos sobre 'Oumuamua. Informarán esos resultados el Sábado en Austin, Texas, en la reunión anual de la American Association for the Advancement of Science.

"Creo que en general estamos positivamente predispuestos a la novedad, a menos que tengamos una razón sólida para sospechar que podría dañarnos," dice Michael Varnum, psicólogo de A.S.U. Tempe y el autor principal del estudio. "Por supuesto, no estoy diciendo que si tenemos noticias de que hubiera un grupo de grandes naves de guerra extraterrestres en camino hacia la Tierra estaríamos contentos con eso."

MICROBIOS MARCIANOS

De acuerdo a Varnum (y muchos astrobiólogos), debido a que la vida simple y unicelular es presumiblemente más cósmicamente común que las civilizaciones que cruzan estrellas, es mucho más probable que algún día descubramos microbios extraños en lugar de cualquier cosa con la que pudiéramos hablar. Para su próxima serie de experimentos, encuestó a unos 500 participantes de EE. UU. en línea para escribir sobre cómo reaccionarían ellos— y la sociedad en general—ante las noticias de tal descubrimiento. Luego pidió a un grupo separado de alrededor de 250 personas que leyeran y respondieran a un artículo real del New York Times de 1996 que reportaba sobre el potencial descubrimiento de microbios fosilizados en un meteorito Marciano. Comparó este primer grupo de respuestas con las de otro grupo de 250 personas que leyeron un artículo del New York Times de 2010 sobre la primera forma de vida sintética creada en un laboratorio. Presentó ambas historias sin una fecha como si estuvieran "frescas" salidas de la prensa (aunque algunos participantes probablemente se dieron cuenta de que no).

Después de analizar el tono emocional de sus respuestas, el equipo descubrió que los participantes generalmente usaban palabras más positivas que negativas cuando describían la vida tanto extraterrestre como sintética. Esta relación de palabras positivas a negativas fue mayor cuando los participantes respondieron al descubrimiento de la vida extraterrestre en comparación con la creación de vida sintética, lo que podría ser una indicación de que los datos no estaban sesgados por, digamos, una posible tendencia humana a escribir o reaccionar positivamente.

Los participantes tendieron a reportar que responderían más positivamente que la sociedad en general. Varnum piensa que esto podría deberse a una tendencia psicológica llamada "superioridad ilusoria" en la cual una persona piensa que tiene mejores cualidades que otras.
Pero Shostak señala que la metodología del experimento podría haber sesgado a los lectores hacia una respuesta más positiva. Incluso si no fuera así, “no puedo decir que [la conclusión]* fue una gran sorpresa para mí," dice. "Si tuviéramos que anunciar mañana que encontramos microbios en Marte, la gente no comenzaría a hacer disturbios en las calles ... pero no creo que nadie pensara que se iban a amotinar en las calles." Sin embargo, si los marcianos aterrizaran en Silicon Valley, "Compraría muchas pizzas congeladas y me dirigiría a las colinas—quiero decir, también me iría de aquí," agrega.

EL EXTRATERRESTRE AMBIGUO

Si es un descubrimiento en algún lugar entre los extremos de un microbio extraterrestre y extraterrestres hostiles y rapaces asediando a la Tierra, las personas responderán de manera diferente basados en la época o la sociedad en la que viven?

Nuestros cerebros están conectados con circuitos antiguos para defendernos de los depredadores. Pero a medida que navegamos por el mundo, la experiencia también puede dar forma a lo que aceptamos o tememos y cuán abiertos estamos a la novedad. Este estudio solo analizó las respuestas de EE. UU. pero dos neurocientíficos creen que los resultados podrían haber sido muy diferentes en todo el mundo. "Si nos fijamos en las sociedades que son mucho menos abiertas y mucho más xenófobas, pueden percibir [encontrar vida extraterrestre]* como mucho más negativo e inquietante," dice Israel Liberzon, profesor de psiquiatría, psicología y neurociencia en la University of Michigan que no fue parte del estudio.

"La cultura puede ser un fuerte determinante de cómo respondemos a la novedad," dice Cornelius Gross, un neurocientífico en el European Molecular Biology Laboratory–Rome que estudia los circuitos neuronales del miedo y que tampoco participó en la investigación. "La gente vino a Estados Unidos porque buscaban la novedad, así que hemos seleccionado para [eso]* y luego seguimos fomentando la búsqueda de novedades y lo colocamos en una posición muy alta en nuestra lista." Además, dice Shostak, las creencias religiosas de una persona podrían jugar un poderoso papel en dar forma a su reacción al aprendizaje de que la humanidad es, de hecho, no tan universalmente especial como muchas tradiciones sostienen.

Cómo respondemos a una situación de este tipo puede incluso verse influenciado por algo tan pequeño como las películas de invasión extraterrestre que la gente ha visto o los libros de ciencia ficción que han leído. Si ves muchas "películas de tipo OVNI y los extraterrestres siempre son 'buenos' al final, entonces podrías pensar que eso va a afectar la corteza prefrontal [del cerebro]*," dice Gross. "Y vas a ajustar tus respuestas a futuras [experiencias]* noveles."
Pero en general, señala Liberzon, el contexto es la clave. Individualmente o colectivamente, los seres humanos responderán de manera muy diferente a observar a un león en un zoológico o encontrar uno en la sabana africana, tal como lo haríamos cuando leemos sobre un extraterrestre en una novela de ciencia ficción en vez de en realidad conocer a uno.

Y si los científicos descubren algo tan fuera de este mundo, literalmente, pero también en el sentido de que no podemos compararlo con nada que sepamos, parece inútil, incluso tonto, hacer predicciones sobre cómo reaccionaría la humanidad. Gross cree que probablemente primero intentaríamos entenderlo, una reacción que puede interpretarse como otro sistema de defensa antiguo, esculpido evolutivamente dirigido a obtener el control de una situación novedosa. Probablemente habrá algunas respuestas positivas y algunas negativas, pero todas estarán "basadas en la necesidad de los humanos de controlar su entorno y de asegurarse de que las cosas no sean amenazantes para ellos," dice.

"Cuando pensamos en qué formas puede tomar la vida en otro lugar, estamos realmente limitados por el hecho de que solo sabemos sobre cómo ha evolucionado la vida para verse como aquí," dice Varnum. Pero "mi sospecha es de hecho, el tipo de extraño que sea,  las personas más emocionadas estarían."

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). [...]*: El corchete seguido de un asterisco indica texto entre corchetes en el original. 

Fuente  Yasemin Saplakoglu, Is Humanity Ready for the Discovery of Alien Life?, scientificamerican.com, February 16, 2018 - Trad. cast. de Andrés Salvador