viernes, 26 de agosto de 2016

EXTRATERRESTRES EN LINEA 1

Texto original: Seth Shostak, Aliens on Line 1, airspacemag.com, August 2016  - Trad. cast. de Andrés Salvador 
Extraterrestres en línea 1
Por una noche, parecía que finalmente teníamos una señal extraterrestre.

Un día sucedió. Una señal fue envíada a través del espacio y  recogida por un telescopio escondido en las montañas de Virginia Occidental. Los colegas del autor analizaron los datos. Era una señal de vida inteligente en otro planeta? (Antena: Zack Frank; Fondo: NASA)


Pensamos que habíamos encontrado E.T.

Era temprano en una noche de verano en 1997. Yo acababa de terminar la cena, y aunque no recuerdo la comida, sí que recuerdo la emoción post-prandial. Tom Pierson, director ejecutivo del SETI Institute, me llamó a casa y me sugirió que saliera pitando [=hightail] a la oficina.

"Tenemos una señal," dijo en su inexpresiva marca registrada, "y se ve bien."

Después de un corto viaje a nuestra sede en Mountain View, California, caminé en el laberinto donde los científicos e ingenieros del instituto trabajan. Los encontré yendo a un pasillo adyacente, donde una larga mesa con una fila de monitores fue empujada contra una pared. Una media docena de personas somnolientas estaban sentadas frente a la mesa, sus ojos fijos en los monitores, que mostraban una cuadrícula repleta de datos. Los números contaban una historia simple: una señal de banda estrecha—millones de veces más compacta espectralmente que una emisión de TV—venía de los cielos.

Más de 2,000 millas de distancia, en las estribaciones de las Allegheny Mountains de Virginia Occidental, la directora de nuestro equipo SETI, Jill Tarter, estaba en los controles de la antena de 140 pies del National Radio Astronomy Observatory. Habíamos estado utilizando ese instrumento por sólo unas pocas semanas cuando espetó este resultado prometedor. Los datos entrantes se estaban transmitiendo a los ordenadores del instituto en California, donde el equipo los estaba mirando.

Había un aire de emoción temperada, y no sólo porque habíamos encontrado una señal. Después de todo, cuando vinculas una antena grande con un receptor sintonizando en 10 millones de canales de frecuencia, recogerás señales varias veces por minuto. Estas son causadas por la densa niebla de interferencias de radio generado por los humanos que cubre nuestro mundo. A pesar de los chistes obvios, es fácil de encontrar vida inteligente en la Tierra. Pero en este caso, la señal había pasado una simple prueba: Cuando la antena se mueve lejos de la posición cielo donde había estado apuntando, la señal desapareció. Cuando se dio la vuelta, la señal retornó. El cabeceo de la antena se había prolongado durante horas.

Este es el primero y más importante requerimiento para cualquier reclamación de éxito. Estábamos recogiendo una  emisión de banda estrecha—un tipo que sólo los transmisores hacen—procedente de una posición que parecía fija relativa a las estrellas. En años de intentos, no habíamos encontrado ninguna otra señal de que hubiera sido tan prometedora. Podría ser esta autentica [=real deal]?

No había mucho para mí para ayudar a responder a esta pregunta, que no sea mirar a los monitores y charlar con la gente tensa. Estaba nervioso. Si esto realmente era una prueba de que la galaxia tenía otras sociedades tecnológicamente avanzadas, entonces una noticia más impactante que el asesinato de John Kennedy estaba a punto de romper. Eso perturbaría gravemente la vida cotidianos de todos nosotros en esa habitación, pero lo más importante cambiaría el futuro de nuestra especie. Era mucho para procesar, y yo paseaba por la oficina, tomando fotos ocasionalmente para distraerme.

Cuando el reloj bordeaba hacia la mañana, nuestro sistema de estrella objetivo se dejó caer al horizonte occidental. Pronto, se establecería igual que el sol y la luna lo hacen, volviendose invisible a nuestra antena durante 12 horas. Pesamos la posibilidad de llamar a alguien en un radiotelescopio en Europa o Australia para ver si podían continuar con las observaciones, pero no estábamos lo suficientemente seguros de que nuestra detección era realmente la de un radioemisor extraterreste. Uno de nuestros científicos, John Dreher, conocido por ser más brillante que el oso promedio, estaba comprobando la frecuencia de la señal para ver si coincidia con la de cualquier satélite conocido de la Tierra.

Varios miembros del equipo utilizan el forzado intermedio para examinar un documento conocido como "los protocolos" que habían sido redactados en los 1980s por científicos de SETI en caso que una señal extraterrestre fuera detectada. Debería haber sido el recurso perfecto en la situación actual.

Los protocolos fueron expresados de forma elegante y simple en principio. Nos aconseja comprobar cuidadosamente cualquier señal prometedora. Si confirmabamos que era realmente extraterrestre, debíamos compartir la noticia con el mundo y abstenernos de transmitir cualquier respuesta sin algún tipo de aprobación internacional.

Todavía estábamos en el paso uno.

Fui a mi escritorio a la espera de la reaparición del objetivo, y somnoliento reflexioné sobre el hecho de que, contrariamente a lo que algunos esperaban, ningún hombre de negro se había presentado en la puerta principal del SETI Institute. No hubo ninguna llamada desde el Pentágono o la Casa Blanca. De hecho, nadie llamó en absoluto.

Eso cambió a media mañana, cuando un reportero de la ciencia en el New York Times llamó por teléfono. Había sido avisado de lo que estaba ocurriendo. No hay sorpresa: La comunidad SETI no está enamorado del secreto. Casualmente me pidió que le dijera sobre "la señal." Le respondí que estábamos, de hecho, chequeando un candidato prometedor y sugerí que volviera a llamarme en tres horas.

Para entonces, Dreher había rastreado la fuente de la emoción: Era una señal de telemetría de SOHO, un satélite de investigación solar operado por la NASA y la European Space Agency. La falsa alarma fue el producto de una corta cadena de eventos improbables. Habíamos sido víctima de una casual alineación geométrica de nuestro radio telescopio con SOHO; una segunda antena en Georgia normalmente utilizada para verificar señales había estado fuera de acción por unos pocos días.

Ningún extraterrestres estaban hablando con nosotros aun. En retrospectiva, me alegro de que por fin tuvimos un simulacro de la vez—posiblemente no muy lejos—cuando tengamos una señal real.

Y habíamos aprendido algo. Los protocolos de SETI, aunque bien intencionado, no son particularmente útiles en la vida real. Sí, por supuesto, cualquier señal prometedora debe ser revisada a fondo, pero no es necesario un protocolo para entender eso. Y la estipulación de decirlo al mundo es tan inútil como gel para el cabello para Mr. Clean. El incidente demostró que cualquier señal prometedora se convertirá en el conocimiento público de manera inmediata, incluso aunque van a ser días o semanas antes de que sea confirmada de forma rigurosa. Si bien este hecho debe tranquilizar a los que piensan que cualquier detección de inteligencia extraterrestre se mantendría en secreto para evitar el pánico entre la población, el corolario es que, en el futuro, usted debe esperar a escuchar acerca de algunas señales que se ven bien, pero, después de unos pocos días de comprobación, no resultan. Tan pronto como una señal interesante de cosquillas a un radio telescopio, los científicos comenzarán a twittear y blogearlo. Puedes apostarlo.

El último punto de protocolo, sobre el envío de una respuesta, es un tema sensible en algunos sectores de la comunidad científica. Pero siendo realistas, si los extraterrestres estan a cientos o miles de años luz de distancia, no hay prisa para ponerse de acuerdo sobre un mensaje y transmitirlo.

Mirando hacia atrás, nuestra experiencia en el verano de 1997 fue un momento emocionante pero en última instancia decepcionante. No habíamos encontrado E.T. Pero desde entonces, la instrumentación usada para experimentos SETI se ha vuelto sustancialmente más rápida en el procesamiento de todas las observaciones que hace—una tendencia que me mantiene optimista sobre el éxito futuro.

Hasta que realmente has encontrado algo nuevo, estás con las manos vacías. Entonces, durante la noche, se hace un descubrimiento, y cambia el mundo.

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente Seth Shostak, Aliens on Line 1, airspacemag.com, August 2016  - Trad. cast. de Andrés Salvador 

miércoles, 17 de agosto de 2016

ARRIVAL - TRAILER COMPLETO Y POSTERS TERRESTRES!

Texto original: Robert Trate, ARRIVAL – Full Trailer and Posters Land!, scifimoviepage.com, Aug 16, 2016 - Trad. cast. de Andrés Salvador 
ARRIVAL – Trailer completo y posters terrestres!



Una mirada levemente diferente sobre el tema invasión / aterrizaje extraterrestre, pero una bienvenida. Eche un vistazo al trailer de la próxima película de Amy Adams titulada the Arrival [=la llegada]. Paramount Studios también dio a conocer 10 nuevos posters para el film. Me pregunto si tienen un significado?

Sinopsis: Cuando misteriosas naves espaciales aterrizan  a través del mundo, un equipo de élite – liderado por la lingüista experto Louise Banks (Amy Adams) – es reunido para investigar. Mientras la humanidad se tambalea al borde de la guerra mundial, lBanks y el equipo corre contra el tiempo por respuestas – y para encontrarlos, ella tomará una chance que podría poner en peligro su vida, y muy posiblemente a la humanidad.

Arrival cuenta con Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker, y es dirigida por Denis Villeneuve (Sicario y Enemy).

ARRIVAL estará en los cines en Noviembre 11, 2016.



Jeremy Renner como Ian Donnelly en ARRIVAL por Paramount Pictures






Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente Robert Trate, ARRIVAL – Full Trailer and Posters Land!, scifimoviepage.com, Aug 16, 2016 - Trad. cast. de Andrés Salvador 

MOLÉCULAS DEL "HUMO DE COCINA" EN NEBULOSA OFRECEN PISTAS SOBRE LOS BLOQUES DE CONSTRUCCIÓN DE LA VIDA

Moléculas del "Humo de cocina" en nebulosa ofrecen pistas sobre los bloques de construcción de la vida

Combinación de tres imágenes en color de NGC 7023 de
SOFIA (rojo y verde) y Spitzer (azul) muestran diferentes
poblaciones de moléculas de HAP. Créditos: NASA/DLR/
SOFIA/B. Croiset, Leiden Observatory, y O. Berné, CNRS;
NASA/JPL-Caltech/Spitzer.
Utilizando los datos recogidos por el Stratospheric Observatory for Infrared Astronomy (SOFIA) de la NASA y otros observatorios, un equipo internacional de investigadores ha estudiado cómo un tipo particular de moléculas orgánicas, las materias primas para la vida – podría desarrollarse en el espacio. Esta información podría ayudar a los científicos a entender mejor cómo la vida pudo haberse desarrollado en la Tierra.

Bavo Croiset de la Leiden University en los Países Bajos y sus colaboradores se centraron en un tipo de molécula llamada hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), que son moléculas planas que constan de átomos de carbono dispuestos en un patrón de panal de abeja, rodeado de hidrógeno. HAP representan alrededor del 10 por ciento del carbono en el universo, y se encuentran en la Tierra donde son liberados en la combustión de materiales orgánicos, tales como la carne, caña de azúcar, madera, etc. El equipo de Croiset determinó que cuando los HAP en la nebulosa NGC 7023, también conocida como la Nebulosa Iris, están afectados por radiación ultravioleta de la estrella central de la nebulosa, ellos evolucionan en moléculas más grandes y complejos. Los científicos plantean la hipótesis de que el crecimiento de moléculas orgánicas complejas como los HAP es uno de los pasos que conducen a la emergencia de la vida.

Algunos modelos existentes predicen que la radiación de una estrella recién nacida, masiva cercana tendería a romper las moléculas orgánicas grandes en unas más pequeñas, en lugar de hacerlas crecer. Para probar estos modelos, los investigadores querían estimar el tamaño de las moléculas en diferentes locaiones en relación con la estrella central.

El equipo de Croiset utiliza SOFIA para observar la Nebulosa NGC 7023 con dos instrumentos, la  cámara de infrarrojo cercano FLITECAM y la cámara de infrarrojo medio FORCAST. Los instrumentos de SOFIA son sensibles a dos longitudes de onda que son producidos por estas moléculas particulares, que pueden ser utilizadas para estimar su tamaño. El equipo analizó las imágenes de SOFIA en combinación con datos previamente obtenidos por el Spitzer infrared space observatory, el Hubble Space Telescope y el Canada-France-Hawaii Telescope en la Isla Grande de Hawaii.

El análisis indica que el tamaño de las moléculas de HAP en esta nebulosa varían según la ubicación en un patrón claro. El tamaño medio de las moléculas en la cavidad central de la nebulosa, alrededor de la iluminante estrella, es mayor que en la superficie de la nube en el borde exterior de la cavidad.

En un paper publicado en Astronomy and Astrophysics, el equipo llegó a la conclusión de que esta variación de tamaño molecular se debe tanto a que algunas de las moléculas más pequeñas son destruidos por el duro campo de radiación ultravioleta emitida de la estrella, y para moléculas de tamaño medio siendo irradiadas por lo que se combinan en moléculas más grandes. Los investigadores se sorprendieron al encontrar que la radiación resultó en un crecimiento neto, en lugar de la destrucción.

"El éxito de estas observaciones depende tanto de la capacidad de SOFIA de observar longitudes de onda inaccesibles desde el suelo, y el gran tamaño de su telescopio, que proporciona un mapa más detallado de lo que hubiera sido posible con telescopios más pequeños," dijo Olivier Berné en el CNRS, el Centro nacional de Investigación Científica en Toulouse, Francia, uno de los co-autores del paper publicado.

Para más información sobre SOFIA, vaya a:


Para más información SOFIA Science, vaya a:


Dr. Dana Backman
SOFIA Science Center, NASA Ames Research Center, Moffett Field, California

Kassandra Bell
SOFIA Science Center, NASA Ames Research Center, Moffett Field, California

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente “Kitchen Smoke” Molecules in Nebula Offer Clues to the Building Blocks of Life, nasa.gov, Aug. 16, 2016  - Trad. cast. de Andrés Salvador

domingo, 14 de agosto de 2016

OVNIS EN CORRIENTES EXPRESA SU PESAR POR EL FALLECIMIENTO DEL INVESTIGADOR OSCAR RAÚL MENDOZA

Andrés Salvador

Oscar Raúl Mendoza
En el día de hoy y a la edad de 73 años ha fallecido en la Ciudad de Santa Fé (República Argentina) el reputado investigador del fenómeno OVNI Oscar Raúl Mendoza. En los últimos años tuvimos la oportunidad de disfrutar de su Amistad y tratar con el asuntos de común interés en el marco del espacio creado por nuestra condición de Coordinadores de los Cafes Ufológicos de Santa Fe y Corrientes  .

Destaca en el legado que deja ademas de su responsabilidad y dedicación como estudioso su instructivo  libro: Ovnis: Huellas y tripulantes, ed. del Autor, Santa Fé, 1993. 

En nombre de OVNIS en Corrientes nuestro pésame a su Familia y Amigos en particular los del Café Ufologico de Santa Fé.

Nota Para conocer mejor la personalidad y obra del desaparecido colega recomendamos Ovnilogía - Blog con informacion del fenomeno OVNI por Oscar Raul Mendoza asi como el artículo y las respuestas a un cuestionario personal incluido en la sección Rincón del Investigador del sitio oficial del Amigo Raúl Avellaneda Enigmas - Los Grandes Misterios.

LA CIENCIA GUARDA NO DESPRESTIGIAR LA IDEA DE LA ESFERA DYSON EXTRATERRESTRE

Texto original: Robby Berman, Science Keeps Not Debunking the Alien Dyson Sphere Idea, bigthink.com, August 10, 2016  - Trad. cast. de Andrés Salvador 
La ciencia guarda no desprestigiar la idea de la Esfera Dyson extraterrestres


Una de estas cosas que no es como las otras.

Todos los estudios científicos en el mundo de ésta sola estrella misteriosa permite hasta ahora descartar cada teoría, excepto una, y es la más salvaje. Todo empezó cuando la astrónoma de Yale Tabetha Boyajian localiza la estrella KIC 8462852, extraoficialmente conocida como “Tabby’s star” [=estrella de Tabby] por Boyajian. La estrella de Tabby está haciendo algo muy extraño.

En 2009, la NASA lanzó su sonda Kepler para mantener una estrecha vigilancia sobre una pequeña sección del cielo — la idea era aprender más sobre un área más pequeña que menos sobre una más grande. La sonda siguió cómo la luz reflejada de estrellas disminuye y se vuelve más brillante. Por lo general, cuando una estrella se atenúa, un planeta ha pasado en frente de él, y lo hará una y otra vez a medida que recorra su trayectoria orbital.

Kepler encontró unos 2,000+ planetas que orbitando estrellas y publicado sus datos para permitir a ciudadanos científicos confirmar sus hallazgos. Un grupo de personas afiliadas a Yale llamado Planet Finders [=Buscadores de Planetas] comenzó repasando los datos y Boyajian encontró su estrella.

Para empezar, es inesperada la atenuación en una estrella de su tamaño y edad. Pero lo que realmente le llamó la atención fue este gráfico.

El gráfico que lo empezó todo. (TABETHA BOYAJIAN/KEPLER/NASA)

Cada pendiente vertical representa una reducción en el brillo de la estrella caramba [=holy-cow], más de 10 veces la atenuación que los astrónomos esperarían de un planeta incluso tan grande como Júpiter cruzando delante de la estrella. Así que parece que no es un planeta el que esté causando la atenuación en la estrella de Tabby, por lo que también se llama la “WTF star” [=estrella WTF: en ingles abreviatura acrónimo de: pero qué demonios], por el paper en el que publicaron al respecto titulado “Where’s the Flux?” [=Dónde está el flujo?]

Los datos sugieren que algo muy grande está orbitando la estrella, pero qué?

La razón por la que la estrella WTF es famosa es la hipótesis propuesta para explicar la atenuación por el astrónomo de Penn State Jason Wright: Que lo que está orbitando la estrella podría ser un "enjambre de megaestructuras," colectores de energía construidos por extraterrestres, al igual que los paneles solares terrestres. Wright dijo a The Atlantic, "Cuando Boyajian me mostró los datos, yo estaba fascinado por lo loco que parecía. Los extraterrestres deben ser siempre la última hipótesis que considere, pero esto parecía algo que cabe esperar que una civilización extraterrestre construya." Él se imaginaba algo así como una esfera Dyson.

Concepción artística de una esfera Dyson (KEVIN GILL)

Loco, verdad? Bien, desde entonces, los científicos han estado sacando frenéticamente otras hipótesis para explicar la anomalía.

Estas son algunas de las teorías más normales, y por qué probablemente estan equivocadas:
  • Kepler estaba funcionando mal — Nop.
  • Es una nube de polvo de la formación de la estrella — Pero la estrella no es joven. No muestra ningún signo de la luz infrarroja que indica una nueva estrella.
  • Es un enjambre de cometas  — Pero la atenuación es demasiado extrema para ser causada por cometas.
  • Es escombros de la colisión planetas —  Pero esa materia se dejaria atrapar por la estrella con tanta rapidez que sería poco probable que persista el tiempo suficiente para que nosotros vemos.

Así que, sí, WTF en efecto.

SETI apuntó sus radiotelescopios en la estrella de Tabby por dos sustanciosas semanas, pero no detectó señales de radio que indicarían la civilización que emana de ella. No hay alegría — o tal vez terror — allí.

Y luego está esto. Brad Schaefer de la Louisiana State University pasó por viejas placas fotográficas de esa área del cielo y dedujo que la estrella ha disminuido en un 20% durante el último siglo. Podría ser esto cuando los extraterrestres estaban construyendo su esfera Dyson? Aunque hallazgo de Schaefer fue disputada, ahora hay un nuevo estudio del California Institute of Technology y Carnegie Institute que sugiere que la atenuación durante este período es el doble de lo que Schaefer encontró .

De acuerdo, entonces el hecho de que otras teorías han sido un fracaso no es de ninguna manera una prueba de que hay una esfera Dyson colectando energía alrededor de la estrella Tabby. Tal vez es sólo que nadie ha surgido con una hipótesis más plausible aún. Pero de ninguna manera es una prueba de que no hay una, tampoco.

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente Robby Berman, Science Keeps Not Debunking the Alien Dyson Sphere Idea, bigthink.com, August 10, 2016  - Trad. cast. de Andrés Salvador

jueves, 11 de agosto de 2016

LA REVISTA ÑAKYRÂ PUBLICA ARTÍCULO SOBRE EL CASO RUBEN MENESES (1981) Y LA MITOLOGÍA DE CORRIENTES

Revista Ñakyrâ - la chicharra
Ha empezado a publicarse en Corrientes la Revista Ñakyrâ - la chicharra [Mayo de 2016, Año I - Número 1]. Editada por Carlos Benjamín Serrano la misma  está orientada  a la Filosofía y Literatura. 

En su primer número junto a artículos de  Joaquin E. Meabe, Darwy Berti, Jose Luis Galarza, Daro Alejandro Esquivel y Juan José Folguerá, se presenta uno de nuestra autoria titulado: Elementos para el estudio comparado de la morfología del humanoide del Caso Ruben Meneses (1981) con criaturas del fondo mitológico de la cultura criolla del litoral argentino (pp. 13-15).

Agradezco al Dr. Serrano el permitirme dar a conocer este artículo al lector interesado del medio en el que la historia y personajes examinados son aun narrativas vigentes.

Contacto Para mayor información puede dirigirse a:  caminserrano@hotmail.com

Nota Una versión digital anterior del artículo puede verse en Alternativa OVNI, Julio de 2016, Número 7, pp. 29-37.

jueves, 4 de agosto de 2016

SETI TIENE NUEVOS OJOS EN EL CIELO

Texto original: SETI has new eyes on the skies, room.eu.com, August 01, 2016  - Trad. cast. de Andrés Salvador 
SETI tiene nuevos ojos en el cielo

Investigadores reanudan la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre utilizando el precursor del SKA

El mosaico del radiotelescopio Murchison Widefield Array fotografiado con una colina "rompiendo" en el fondo. Imagen : MWA

El primer moderno experimento de Search for ExtraTerrestrial Intelligence [=Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre] (SETI) en bajas frecuencias de radio está en marcha, ya que los investigadores utilizan las capacidades de la Murchison Widefield Array (MWA) para buscar los cielos por signos reveladores de una civilización avanzada.

Experimentos SETI usando radio telescopios comenzaron primero en 1960 cuando el astrónomo de la Cornell University Frank Drake utilizó el telescopio de Green Bank en West Virginia para examinar dos estrellas cercanas. Desde entonces, una serie de programas, como el programa Million-channel ExtraTerrestrial Assay (META) y SERENDIP (Search for Extraterrestrial Radio Emissions from Nearby Developed Intelligent Populations) además de los vástagos de este experimento, han continuado buscando en los cielos desde entonces.

La búsqueda de vida más allá de nuestro propio vecindario se ha enfocado en la exploración de la parte de radio del espectro electromagnético, ya que la banda de radio de la Tierra es la piedra angular de las tecnologías de comunicación. Por tanto es razonable asumir que las civilizaciones extraterrestres pueden también haber seguido un camino tecnológico similar y  utilizado este rango de frecuencia para los mismos propósotos.

Buscar las ondas de radio producidas por una civilización avanzada no es una tarea fácil sin embargo, ya que el Universo está lleno de objetos que emiten sus propias ondas de radio sobre muchas frecuencias diferentes. Es por lo tanto la tarea de equipos como este de Italia y Australia separar una señal manofacturada de una astronómica.

Para ello, el equipo, cuyo autor principal del paper de investigación es S. J. Tingay del International Centre for Radio Astronomy Research (ICRAR) y el Istituto di Radio Astronomía en Italia, utilizó el MWA, uno de los más poderosos telescopios de radio de baja frecuencia situadas en una región remota, de radio silencio de Australia Occidental, que es también uno de los tres telescopios designados como un precursor para el Square Kilometre Array (SKA), para examinar los datos de las rayas espectrales generadas a partir de 115 minutos de tiempo de observación con el telescopio.

Dentro del campo de visión que se obtuvo de los datos – aproximadamente 400 grados cuadrados – el equipo tuvo que extraer señales de 45 exoplanetas en 38 sistemas planetarios para asegurar que no se confundan con cualquier otra cosa. Y, mientras que el campo de visión que el equipo observó era extenso [=large], el rango de frecuencias que cubren no era particularmente grande [=big]. No obstante, este experimento piloto SETI ha dado buenos resultados y tomando en consideración el rango de frecuencia operacional de la MWA, y su amplio [=wide] campo de visión, el estado del equipo de la Murchison Widefield Array proporciona una capacidad única para futuros proyectos SETI.

De hecho, el equipo además del estado, que para llevar a cabo un experimento SETI a la misma profundidad como se logró en este experimento, pero en todo el rango de frecuencia MWA de 80 a 300 MHz, y en el cielo completamente accesible de Australia Occidental, requeriría aproximadamente una mes de tiempo de observación  – un objetivo que es totalmente viable para el futuro cercano. Y, si eso es posible, entonces también debe serlo una mirada más profunda en el Universo, solamente eso requeriría cerca de un año en completarse.

Esta experiencia piloto es el comienzo de grandes cosas por venir, como uno de los programas de ciencia clave para el SKA, cuando esté operacional, tiene como tema la "cuna de la vida". Esto implica, entre otras cosas, la búsqueda sistemática, de volumen limitado  de sistemas de exoplanetas por señales de civilizaciones tecnológicamente avanzadas. Por lo tanto, la búsqueda continuará, y puede que no sea demasiado tiempo antes de que nos damos cuenta de si realmente estamos solos en la Galaxia o no.

Para más información sobre este último experimento, por favor haga clic aquí http://arxiv.org/pdf/1607.08818.pdf

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente SETI has new eyes on the skies, room.eu.com, August 01, 2016  - Trad. cast. de Andrés Salvador